ABRIL

Abril es casi un mes que se jubila,

convertido en silencio, ya se aleja,

es hilo renunciando a la madeja,

madeja que en las manos se deshila.

Breves días de abril, puestos en fila,

hoy yacen condenados tras la reja

de un pasado sin miel y sin abeja:

la muerte reflejada en la pupila.

Otro mes  escapó como un venado,

huyendo de unos perros invisibles;

entre tanto camino equivocado

escogió los caminos imposibles:

la trampa que le puse está vacía.

¡Otro mes sin cazar siquiera un día!

Del libro “Poema de viernes”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: